Película del mes: ‘Martha Marcy May Marlene’, de Sean Durkin

Pocos temas son tan susceptibles de ser convertidos en película como el de los trastornos mentales. Parece que tanto cineastas como espectadores tenemos un interés especial por los personajes al borde de la locura, nos encanta ver a seres perturbados e incapaces de tomar el control de sus vidas. Quizás sea por lo desquiciado del tiempo en que vivimos, pero lo cierto es que últimamente este tipo de historias centran la trama de algunas de las películas más estimulantes que llegan a las grandes pantallas. Sirvan como ejemplo títulos como Take Shelter, de Jeff Nichols; Tenemos que hablar de Kevinde Lynne Ramsay; Shame, de Steve McQueen o Melancolía, de Lars Von Trier. Pues bien, ahora toca dar la bienvenida a otra película con personaje atormentado al frente que mantiene el altísimo nivel de las antes mencionadas. Hablamos de Martha Marcy May Marlene, el debut cinematográfico de Sean Durkin y la revelación de una actriz llamada a convertirse en una imprescindible del cine que está por venir: Elizabeth Olsen.

Como cualquier cinta independiente estadounidense que se precie, Martha Marcy May Marlene se estrenó el año pasado en el Festival de Sundance. El revuelo que levantó la convirtió en una de las películas más importantes del certamen y le valió a Sean Durkin el premio al mejor director. A partir de ahí los reconocimientos se sucedieron, sobre todo para la labor del propio Durkin y el impresionante trabajo de Elizabeth Olsen. Círculos de críticos de todo Estados Undios alabaron la calidad de la cinta con premios y nominaciones, e hicieron que el nombre de Olsen sonase fuerte de cara a los Oscar. Lamentablemente, la actriz se quedó fuera del grupo de nominadas (al igual que Tilda Swinton y Kirsten Dunst, brillantes en Tenemos que hablar de Kevin y Melancolía, respectivamente). Galardones aparte, la película se ha ganado el aplauso prácticamente unánime de la crítica, que ha llegado a comparar el buen hacer de Durkin con el trabajo de maestros como Alfred Hitchcock, Michael Haneke o Ingmar Bergman. ¿Exageran los críticos? No lo creemos. Obviamente, Durkin todavía tiene mucho que demostrar para poder estar a la altura de cualquiera de estos tres genios, pero su ópera prima deja claro que estamos ante un director de talento, con una mirada personal y potente que se merece toda nuestra atención.

Lee la entrada completa en nuestra película del mes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s