Jugando a ser libres

Hace un mes, Los niños salvajes, cuarta película de ficción de la realizadora madrileña Patricia Ferreira, triunfaba en el Festival de Málaga, haciéndose con la Biznaga de Oro a mejor película y la de Plata a mejor guion, así como con dos reconocimientos para sendos actores de reparto, Álex Monner y Aina Clotet. La historia es la de Álex (Monner), Gabi (Albert Baró) y Oki (Marina Comas), tres adolescentes de una gran ciudad, que se las ven y se las desean para atravesar la siempre difícil etapa de transición entre la infancia y la edad adulta, ayudados por unos padres y unos profesores para los que son perfectos desconocidos, e incluso por ellos mismos, que no tienen mayor idea sobre quiénes son y quiénes serán. El film ahonda así desde una respetable perspectiva en los problemas de unos jóvenes -o de los jóvenes en general- que forman parte de una sociedad que no tiene un lugar definido para ellos, que atraviesan la etapa en la que dejan de tomarse su vida como un juego, en cuyo día a día cualquier grano de arena se transforma inesperadamente en una gran montaña. Los niños salvajes, y los temas que plantea, habían tenido una recepción bastante positiva entre la prensa presente en el certamen andaluz, y el jurado acabó por reconocerla con el mayor galardón del festival.

La educación en etapas problemáticas de la juventud ha sido siempre una fuente para grandes historias, tanto en la realidad como en el cine: François Truffaut la representó a la perfección en su obra maestra Los 400 golpes (1959), y, sin necesidad de irnos tan lejos, Laurent Cantet firmó una magnífica disección documental de lo que pasa entre las paredes de los institutos en su Palma de Oro en Cannes La clase (2008) y, aquí, Fernando León de Aranoa nos entregó en Barrio (1998) un espléndido análisis de los adolescentes de los suburbios. Ferreira expone en Los niños salvajes una historia que guarda similitudes temáticas con las obras del género, aunque opte por representarla de una manera algo más arbitraria: se narran las vivencias personales del trío protagonista, en una estructura circular, salpicadas por las confesiones de los jóvenes ante una autoridad que los juzga por algo que ha sucedido. Sin embargo, este suspense de thriller no desentona demasiado en el resultado de la película: los tres adolescentes intentan liberarse mientras no dejan de ser juzgados. Aunque la película acuse alguna falta de pulido en su guion -un final demasiado extremo, ciertos clichés narrativos o fallos en el argumento-, Ferreira y su coescritora Virgina Yagüe saben colocar los elementos de su historia sin hacerse obvios y evidentes, sin resultar moralistas y discursivos. Los niños salvajes no es una disertación sobre las fallos de la educación, ni la culpabilidad de los adultos ni de los jóvenes. Ferreira declaró a El Cultural haber querido seguir la estela de La clase “y buscar ese mismo tono realista y creíble. En ningún momento pretendo hacer un alegato contra el sistema educativo, al contrario, admiro la lucha de los profesores por educar a los adolescentes” y, como en la película, “yo partía de un suceso terrorífico que sucedió hace unos años, en el que los adolescentes se habían comportado como verdugos. Entonces hubo una gran extrañeza y quise ponerme en el punto de vista de los culpables. Mi reacción fue de comprensión porque vivimos en un mundo que los mira como si fueran salvajes y no los abordamos como iguales.” Los niños salvajes podría tener un resultado final diferente, pero los planteamientos que ofrece, los ofrece correctamente: expone las causas de algo que existe y que no se debe, ni se debería permitir, pasar por alto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s