No compre películas que nadie quiere ver

20130613_143528-1Eso es lo que el mercado de la distribución de cine parece decirle a sus agentes, en voz bajita, cada vez que estos se disponen a cerrar un acuerdo. Según tal criterio, empírico o instintivo, váyase a saber, existe una clasificación que podría darnos una idea de cuán recomendable es distribuir una película, en una escala de cinco puntos -máxima puntuación, recomendación absoluta, esta película es una máquina de dinero- a cero -distribúyela y firma la nota de tu suicidio comercial-. A saber. Las de cinco puntos son las máquinas apisonadoras, los fenómenos de masas -de sagas transmedia a ideas resultonas y efectivas- que devoran espectadores, en felices ocasiones, de la mano de importantes talentos. Las de cuatro, las que aúnan la conexión con el interés de la audiencia con el talento del autor conocido y respetado. Las de tres, probablemente, las que parecen nacer exclusivamente para el mercado y el público ávido de entretenimiento, aunque sin traer nada especial consigo. Las de dos, las que desde la creatividad y la pulsión autorial consiguen un competente resultado, aunque no vengan firmadas por un gran nombre. Las de uno, las propuestas esquinadas, diferentes, libres y minoritarias, a menudo confinadas al mundo de los festivales. Y las de cero, probablemente, aquello que surge al margen de la maquinaria, pero no del talento.

Lo cierto es que, recientemente, han llegado a las carteleras españolas dos títulos pertenecientes, atención, al grupo de las películas de un punto, que ¡diantres! han conseguido encaramarse en lo alto de lo más visto del fin de semana de su estreno. La primera, hace ya tres semanas, fue En otro país, del coreano Hong Sang-Soo, que, con solo 7 copias en exhibición, logró el segundo puesto en la recaudación por pantalla, o ingresos por copia, con una media de 2.112€, solo por detrás de Fast & Furious 6 (A todo gas 6) (del grupo de cinco puntos) y sus más de 600 copias. La segunda, la semana pasada, fue Turistas (Sightseers), del inglés Ben Wheatley, que también consiguió, con 14 copias distribuidas, el mismo puesto, con 2.746€ de media por copia. Ambas cintas salieron de esa gran cosecha del mejor cine de autor que es el Festival de Cannes, de la cual, con suerte, llegan a las salas buena parte de las competidoras por la Palma de Oro y un puñado de las pertenecientes a las secciones paralelas. Ambas, con una etiqueta en la frente: demasiado libres como para gustarle al gran público lejos del circuito festivalero. Pero dos distribuidoras o almas caritativas -Golem Films y Festival Films, respectivamente-, han decidido no menospreciar al respetable, y ofrecerle dos de las propuestas más imaginativas y estimulantes de la cartelera reciente. Y ese respetable ha respondido, y la mar de bien. ¿Significa algo todo esto?

Quizás los de estas dos películas no dejen de ser casos aislados, aunque, si nos preguntan, preferimos pensar que son, más que dos islas en un mar de incertidumbre, un par de puntitas de icebergs que aparentan mucho menos de lo que son. ¿Y si dejamos que el gran público se acerque a lo que no está estipulado enseñarle? En ese mar de incertidumbre, existen faros que alumbran, y los barcos siempre van a acabar siguiendo su luz: el público es capaz de tomar la mejor de las direcciones si se le permite. Si no, ahí están los festivales (claro, reducidos a su localización geográfica) e Internet (que no entiende de límites). De hecho, tanto En otro país como Turistas (Sightseers) llevaban ya un buen tiempo disponibles en el todopoderoso ciberespacio, al alcance de todos, cuando se estrenaron. Y aún así, su taquilla parece no haberse resentido. Entonces, ¿qué pasa? ¿No vamos al cine porque no ponen las películas que queremos que pongan o no ponen las películas que queremos que pongan porque no vamos al cine? Quizá si el mercado confía más en su público -y eso significa tratarlo sin condescendencia-, puede encontrar una pequeña luz que le guíe a través de la niebla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s