El ‘manga’, en el barrio

OLYMPUS DIGITAL CAMERACuando hace unos meses entrevistamos a Carlos Vermut, nos adelantó una de las cosas que más esperábamos escuchar sobre él: que tras el triunfo de Diamond Flash, ya trabajaba en su nueva película. La pluma que había firmado cómics como El banyán rojo (2006) o Psicosoda (2007) antes de propiciar una pequeña gran revolución del cine español con su subyugante debut, volvería a dibujar sensaciones en la pantalla con la misma fiereza que dibuja imágenes en el papel. Y una vez más, a partir del mundo del cómic. Si en Diamond Flash, se introducía la figura del superhéroe en las grietas de un rompecabezas de piezas a medio camino entre lo extraño -una organización oculta secuestra-niñas-, lo grave -la muerte, la violencia de género- y el cocido madrileño, en su nuevo film, se infiltrará directamente en el mundo del manga. Y desde el barrio de Carabanchel.

Magical Girl, que así se llamará su nueva propuesta, apunta un poco más lejos; aunque por razones meramente geográficas. La historia es la de Luis, un padre de barrio madrileño, que se dispone a cumplir el sueño de su hija enferma: tener un vestido exclusivo de la serie manga de la que es seguidora, Magical Girl Yukiko. El problema viene después, Luis está en paro, el vestido cuesta una fortuna, y se sumerge en un oscuro entramado para conseguirlo. Así, bajo los ojos de Luis, las dos girls: su hija, y su último deseo -un escabroso tema que ya tocó en su corto con los Venga Monjas Don Pepe Popi (2012)-, y la magical girl, y su poder -una de las chicas que protagonizan tal género de anime y manga, poseedoras de algún poder especial (Sailor Moon mediante)-. Y, encima de ellos, sobre el papel, otra ración de desconcierto, cercano al cine negro, firmada por Vermut, que promete cocido, wasabi ¿y mucho más? El rodaje ha transcurrido durante este mes de agosto, entre Madrid y Segovia, y con la ayuda del cada vez más importante director de fotografía Santiago Racaj, colaborador de autores comoLennie_MagicalGirl Javier Rebollo, Jonás Trueba y Fernando Franco. Del otro lado de las cámaras, un reparto que lideran tres actores incontestables: Luis Bermejo, que protagonizó recientemente otro título de la nueva y esquinada hornada de talento español, El señor (Juan Cavestany, 2012); Bárbara Lennie, importante nombre del cine español, con Obaba (Montxo Armendáriz, 2005), Todas las canciones hablan de mí (Jonás Trueba, 2010) o incluso La piel que habito (Pedro Almodóvar, 2011) a sus espaldas; y el gran José Sacristán, que tras forjar una de las carreras más importantes de este país parece dispuesto a apoyar la nueva y esquinada hornada de talento español, tras su aparición en Madrid, 1987 (David Trueba, 2011) y El muerto y ser feliz (Javier Rebollo, 2012).

Y a todo lo demás, nos queda esperar pacientemente hasta primavera del año que viene. Esta vez, Vermut estará respaldado por los responsables de Aquí y allá (Antonio Méndez Esparza, 2012), el título que le reportó a su responsable llevarse el Gran Premio de la Semana de la Crítica en la edición del Festival de Cannes del año pasado, y, dada su fecha de finalización prevista, parece apuntar alto, con la cita francesa en el punto de mira. ¿Afianzará Vermut su visión en el panorama europeo apareciendo en el festival? Con su anterior largo ya consiguió dejarnos noqueados, así que esperamos que lo vuelva a hacer con, a todas luces, uno de los proyectos más interesantes del año que viene.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s