Curtocircuito 2013: La silenciosa desesperación

Curtocircuito se ha lavado la cara y vuelve a nosotros con un cuerpo diferente y ajustado a los nuevos tiempos. Hace un par de semanas se ha podido disfrutar en Santiago de Compostela por décimo año consecutivo de un festival de cortometrajes de referencia. Curtocircuito, se ha organizado en un tiempo récord, y ha ofrecido una gran y completa programación. A la sección oficial, con las cuatro secciones habituales, se ha añadido en esta edición actividades que se desarrollan de forma paralela. A las charlas-coloquio ofrecidas por María Yáñez sobre cine e interactividad o Eloy Enciso sobre el no-guión, se le ha sumado un acercamiento a otros festivales. Así, Curtocircuito ha proyectado una retrospectiva del Play-Doc en cortos y se ha acercado también al Festival Márgenes, ofreciendo la aula de cine sobre “el otro cine español” á cargo de Luis E. Parés.

A story for the Modlins Hablemos más en profundidad de lo central en el festival: los cortos. En total, se han podido ver sesenta obras de las casi 2.000 recibidas y, entre ellas, hemos podido apreciar pequeños placeres visuales. Como no podían estar todos, hemos escogido aquellos que han dejado huella.

Es el caso de A story for the Modlins (2012), de Sergio Oksman. Es un ejemplo fascinante de como un montón de fotos y de recuerdos ajenos encontrados en la basura, se pueden llegar a convertir en película. Paco Gómez, fotógrafo de profesión, se encontró estos enseres abandonados en una calle de Madrid. La peculiaridad de estos documentos hizo que comenzara a recopilar información sobre los personajes que aparecían en las fotografías. Uniendo cabos llegó a saber muchas cosas de la familia Modlin: formada por el padre, un actor frustrado llamado Elmer; la madre, una actriz convertida en artista llamada Margaret y su hijo Nelson. Lo que se nos transmite puede verse como un mensaje parcial. No hay que olvidar que lo que vemos es un relato ficticio de lo que pudo ser su vida. Otra cosa es la manera en la que Oksman decide contárnosla. Las fotografías, la voz lineal del narrador, los planos de la casa en la actualidad totalmente desmantelada, y sobre todo, el comienzo en el que vemos a cámara rápida ciertas escenas de La semilla del diablo, y un fotograma congelado y ampliado donde aparece Elmer como actor, son los elementos que recalcan el sentido inquietante y casi terrorífico del corto. A través del montaje de estos materiales, Oksman consigue, por un lado, humanizar a los miembros de esta excéntrica familia, de forma que los vemos más frágiles y cercanos. Pero, por otra parte, a medida que vamos organizando en nuestra mente todos los elementos, uno se da cuenta de que algo perturbador tuvo que ocurrir en esta familia cuya vida acabó tan trágicamente. La sensación que deja A story for the Modlins es, pues, una sensación agridulce que te deja con las ganas de saber más.

MisterioDe lo perturbador pasamos a hablar ahora de Misterio, un corto de Chema García que acaba de ser seleccionado para competir en el Festival de Sundance. Misterio esconde, como su propio nombre indica, una historia “misteriosa” pero también alberga una parte que atiende a la valentía. La protagonista, Trini, lleva una vida monótona y cansada que dedica integramente a su familia y a su trabajo. Su vía de escape es todo lo que tenga que ver con el espacio exterior, que como piensa Trini, es más verosímil que todas las creencias que pueda generar la Virgen. Su destino cambia el día en que escucha la voz de un extraterrestre que dice que la vendrá a buscar para llevarla lejos de su realidad diaria y ella decide abandonarlo todo. Con poco que cambie su vida, siempre será mejor de la que lleva. La atmósfera que se nos muestra nos lleva a la España profunda más grotesca y surrealista (algo que ya nos suena) mezclado con tintes de la ciencia- ficción. Y es en los silencios y en la distancia que la cámara mantiene con Trini (ayudado también por una dirección artística fría y elaborada con lo esencial), que vemos obrar a nuestra protagonista en un último intento por ser feliz.

The mass of menCon The Mass of Men (2012, Gabriel Gauchet) nos encontramos con un regalo que tenemos envuelto ante nosotros pero que aún no podemos abrir y no sabemos lo que esconde por mucho que lo agitamos. Narrativamente esconde un final bomba, precedido por un dúo interpretativo de personajes bastante simple pero potente. El principio de la película se ve en el inicio del corto a través de la imagen cogida desde una cámara de seguridad. Las imágenes borrosas y el desconocimiento de todos los datos no nos deja comprender lo que está pasando. Una de las figuras que se puede diferenciar es la de Richard, un home de mediana edad que acude a la oficina de empleo para solucionar papeleo y llega tres minutos tarde a su cita con su asesora. Parece asustado y preocupado e intenta solucionarlo disculpándose pero el mal está hecho. Richard es consciente de que esos tres minutos van ser la causa de una penalización injusta. Por un lado, en el personaje de la asesora, vemos representado todo lo malo en una actitud prepotente y altiva. Su discurso es maníqueo y manipulador. Richard representa al cordero indefenso, que por más que hace por obrar bien, lo único que hace es unidirse más en la miseria. Su desesperación ante la situación se ve “salvada” por la entrada de un hombre armado en la misma oficina, que empieza a cargar contra los trabajadores. Ese momento será su salvación para que no le quiten sus meses de paro. Coge su bolsa, elimina todos los rastros y se va. Es importante aquí lo que cita el corto, “la mayoría de los hombres vive en una silenciosa desesperación”. Las palabras de Thoureau sirven para reflejar la desesperación, la represión y la apatía de sintió mucha gente y que inspiraron los disturbios londinenses de 2011. Verlo de esta manera tan clarividente, como lo muestra The Mass of Men, pone los pelos de punta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s