No nos perderemos: ‘Boyhood’, de Richard Linklater

boyhoodA Richard Linklater se le quiere lo suficiente como para perdonarle todo gracias a una cosa: la trilogía de Antes del amanecer. Gracias a las (de momento) tres películas que ha firmado junto a Julie Delpy y Ethan Hawke, el cineasta originario de Texas ha conseguido no solo filmar una de las historias de amor más importantes del cine contemporáneo, sino reflejarnos a nosotros mismos en la conjunción de dos vidas a lo largo de ya 18 años -se dice pronto, pero en ese tiempo una persona se convierte en mayor de edad-. Quizá uno de los grandísimos aciertos de Antes del amanecer (1995), Antes del atardecer (2004) y Antes del anochecer (2013) es ese: el tiempo es un personaje más, con el que absolutamente todos nos podemos identificar, ya que sin él, no seríamos capaces, prácticamente, de entender nuestras vidas. Lo de quererlo lo suficiente como para perdonarle todo no significa que fuera de aventura romántica a través de los tiempos no haya nada interesante en su carrera, ni nada más lejos: sus primeras Slacker (1991) y Dazed and confused (Movida del 76) (1993) o sus digresiones en la animación Waking Life (2001) o A Scanner Darkly (2006) lo dejan bastante claro. Sin embargo, ningún otro de sus proyectos había llamado tanto la atención como la inminente Boyhood.

En su nueva película, que se verá en Sundance y Berlín, Linklater vuelve a hacer del tiempo un personaje crucial: Boyhood retrata la vida de su protagonista, Mason, desde los seis años hasta los dieciocho. Para ello, se ha pasado desde el 2002 filmando porciones de la película, siguiendo el verdadero crecimiento del chaval (el debutante Ellar Coltrane) y su trascendental viaje a través de la vida, tratando también la relación con su hermana (Lorelei Linklater, hija del director) y con sus padres (que estarán interpretados por su colaborador habitual Ethan Hawke y Patricia Arquette) antes y después de su divorcio. Muy poco ambicioso, ¿no? Ciertamente, en 12 años de grabación -algunos ya se han apresurado a decir que es el rodaje más largo de la historia-, la película debe haber capturado algo realmente interesante.

Lo que más nos llama la atención es que según el propio Linklater la película trata “sobre la niñez, sobre la paternidad, sobre todo”. Y según el propio Hawke, el director ha filmado “un timelapse de un ser humano” y “es la cosa más verdaderamente original y revolucionaria de la que yo he formado parte nunca”. Hay otras creaciones cuyo concepto se asemeja al de Boyhoodla serie documental Up de Michael Apted o la reciente Everyday de Michael Winterbottom-, pero sí parece que esta ha fijado más las miradas que ninguna otra. Contamos los minutos para que la podamos ver, y esperamos que no lleve tanto como lo que duró su rodaje.

boyhood1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s