En menos de 35: ‘X2000’, de François Ozon

Uno de esos cineastas franceses inevitables, casi siempre eficaces, cuya singular voz llevaba desde hace tiempo hablando sin parar, en bajito, y cuyo volumen empieza ahora a subir, es François Ozon. El realizador parisino esté quizá en estos momentos en su mejor época, su aclamada En la casa se llevó la Concha de Oro en San Sebastián y su nueva Joven y bonita, que tuvo una envidiable recepción en el pasado Festival de Cannes, se estrena a nivel internacional. Esta historia de sexo, ambigüedad moral y firmeza corporal viene a caminar sobre los pasos de una de las marcas más importantes de la obra de Ozon: la sexualidad. Desde sus primeros fotogramas, Ozon ha otorgado el protagonismo a los cuerpos y su naturaleza sexual, tanto de hombres como de mujeres, tanto heterosexuales como homosexuales o pansexuales (o demás). En X2000, uno de ellos, Ozon sigue a un hombre desnudo (Bruno Slagmulder) que se despierta el 1 de enero del año 2000. Sobre la imagen (repleta de desinhibidos desnudos frontales, así que cuidad en dónde lo veis), Ozon articula un cierto halo desconcertante a la par que sencillo, a la vez extraño y cotidiano; una pequeña muestra de sus exploraciones corporales, que posteriormente formarán parte de buena parte de su obra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s