No nos perderemos: ‘Lost River’, de Ryan Gosling

lost-river-0¿Hay muchos actores estrella, o digamos, sex symbols, que se pasen a la dirección y que lo hagan bien? Podríamos hablar, sin echar la mirada muy atrás, de gente como Ben Affleck (¡que ya tiene un Oscar!), su hermano Casey (con el impagable experimento con Joaquin Phoenix I’m Still Here) o Joseph Gordon-Levitt (con la satisfactoria Don Jon). O si subimos de generación, Ralph Fiennes (reviviendo a Shakespeare en Coriolanus) o, sobre todo, George Clooney. Precisamente este último, icono de la belleza masculina por excelencia, aparte de demostrar un pulso envidiable para ponerse tanto delante como detrás de las cámaras (como de lado, como boca abajo), es uno de los que han trabajado con el sex symbol que nos ocupa, y que, según él, ha tenido gran influencia en su lanzamiento a la dirección. Él y sus dos parejas cinematográficas: Nicolas Winding Refn (con el que ha hecho Drive y Solo Dios perdona) y Derek Cianfrance (con el que ha rodado Blue Valentine y The Place Beyond the Pines, o Cruce de caminos). Un cine especialmente distinto entre sí del que Ryan Gosling, el que nos ocupa, parece haber aprendido para atreverse con su ópera prima, seleccionada ya en Cannes, Lost River.

La cinta, antes conocida como How to Catch a Monster, parte de una premisa que muy pocos directores se atreverían a investigar; pero parece que la ambición, y quizá también el talento, de Gosling está dispuesta a sacar lo mejor de ella. En ella, una madre soltera de dos hijos (Christina Hendricks) se verá arrastrada desde la decadente ciudad en donde vive hacia un macabro y oscuro submundo tras el descubrimiento que su hijo adolescente (Iain de Caestecker) hace de una carretera perdida que lleva a una ciudad sumergida en el agua. Ahí es nada. Con un argumento semejante, una especie de cuento de hadas que parece que paseará desde el realismo mágico hasta el surrealismo, Gosling parece ponerse jodorowskiano (el chileno ha tenido gran importancia en su última colaboración con Winding Refn) y lynchiano (Johnny Jewel, el líder de Chromatics y Desire, que contribuyó en la banda sonora de Drive y que será el responsable de la de esta, la describió como “una historia fantástica y bizarra, un Los Goonies en Twin Peaks).

Gosling decide quedarse tras la pantalla; delante de ella estarán Saoirse Ronan, Matt Smith, Ben Mendelsohn y Eva Mendes, junto al debutante Caestecker y a Hendricks. Precisamente, la brutal muerte en Drive del personaje de la actriz parece haber sido el detonante de Lost River: según el propio Gosling, “el público se levantó para ovacionarla; fue la cosa más extraña en la que he participado, y, de alguna manera, mi película es sobre esa experiencia”. Cada detalle que se conoce sobre la cinta la hace más intrincada y desconcertante, y la reacción natural es preguntarse si un debutante como Gosling podrá salir airoso de una empresa como esta. Cannes ya la espera, ¿y vosotros?

lost_river_3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s